Solo en México: ciclista es atropellado y encima lo multaron y pagó los daños del coche

Solo en México: ciclista es atropellado y encima lo multaron y pagó los daños del coche

Recientemente hemos visto que muchas empresas automovilísticas están sacando al mercado varios modelos eléctricos con el fin de disminuir la contaminación en nuestro planeta, pero nada se compara con montar en bicicleta, pues no solo no contamina, también nos ayuda física y emocionalmente. Ir en bici siempre es una gran experiencia, ya que te ejercitas mientras disfrutas del aire y el paisaje haciendo válida tu libertad. Sin embargo, debemos tener cuidado porque los accidentes están a la orden del día, y cuando se trata de bicicletas, estos suelen ser bastante lamentables.

En el estado de Hidalgo, México sucedió algo que parece haber sido planeado para arruinarle el día a un ciclista. Él tal vez maldecirá de por vida ese día, pues fue atropellado, rompieron su bici, lo multaron y por si esto fuera poco, una jueza ordenó que pagara los daños sufridos por el coche. Además, afortunada o desafortunadamente todo quedó grabado en una cámara de seguridad.

El ciclista paseaba tranquilamente abordo de su vehículo de propulsión muscular por una avenida en el municipio de Tepeji del Río, en el estado de Hidalgo, cuando de pronto fue embestido por un auto de color rojo.

En el video se puede apreciar cómo el automóvil intenta huir, pero al hacerlo, remata la bicicleta que está en el suelo, destrozándola cuando el ciclista apenas se estaba levantando. Posteriormente, la historia se convierte en todo un relato de nepotismo, burocracia y total injusticia que, lamentablemente, no es de sorprender en algunos lugares.

Según testimonios de algunos testigos del accidente, el conductor del coche y el ciclista fueron detenidos por un oficial de tránsito para posteriormente ser llevados ante un juzgado. Fue ahí donde comenzó el concilio mediado por la jueza Cristina Hernández, quien sancionó al atropellado con una multa de 890 pesos con el cargo de alteración del orden público. Además, el automovilista hizo uso de toda confianza, exigiendo que el ciclista también pagara por los daños ocasionados en el vehículo.

Para esto, la cuestionable jueza determinó que había dos opciones, que cada uno se quedara con el daño o que la parte denunciante llegara a un arreglo con el particular, pagando la totalidad del daño al vehículo, así como también el de su bicicleta. Lamentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *