13 Grandes actores que hicieron cosas extremas para interpretar a sus personajes

13 Grandes actores que hicieron cosas extremas para interpretar a sus personajes

Las buenas películas son aquellas que nos causan enojo, felicidad, angustia o tristeza extrema. Además, nos hacen sentirnos como un personaje más de la trama y esto se debe a la gran preparación de todo el equipo de producción detrás de estas cintas. Sin embargo, la mayor parte del trabajo recae sobre los hombros del protagonista, pues muchas veces recurre a métodos poco convencionales para regalarnos actuaciones increíbles. Por esta razón te traemos un conteo de los actores que han hecho su más grande esfuerzo para lograr sus mejores interpretaciones.

1. Adrien Brody

Para interpretar al músico judío polaco Wladyslaw Szpilman, este actor renunció a muchas de sus pertenencias, como su apartamento y automóvil. Además, se mudó a Europa solo con dos bolsas que contenían cosas básicas e inició una severa dieta para experimentar un poco de lo que se vivió durante el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial.

2. Christian Bale

El actor inglés perdió aproximadamente 30 kilos para interpretar a un trabajador de una fábrica en The Machinist, pues se alimentaba solo de una lata de atún y una manzana. Además, se dice que se inspiró en el aspecto del músico Hank Williams tres meses antes de su muerte. Los pesos escritos en la pared son reales y después de esto, pasó seis meses tratando de ganar 50 kilos para interpretar a Bruce Wayne en Batman Begins.

3. Val Kilmer

Para interpretar de manera magistral a Jim Morrison, este actor se sumergió por completo en el mundo del “Rey Lagarto”, aprendiendo a hablar, vestirse y cantar como él. Además, frecuentaba los lugares que le gustaban a Jim. Su trabajo fue tal que de hecho tuvo que asistir a terapia después del rodaje de la película porque no podía dejar de pensar como el cantante.

4. Jamie Foxx

El director de la película Ray, que narra la historia del legendario músico Ray Charles Robinson, que era ciego desde los siete años, le sugirió a Jamie Foxx que cerrara sus ojos con pegamento durante 14 horas al día. Sus compañeros a menudo olvidaban que no podía ver y lo dejaban solo en el set de filmación.

5. Natalie Portman

Su actuación en Black Swan le mereció el Óscar a Mejor actriz. Para lograr esta interpretación estelar se sometió a un riguroso programa de ballet de ocho horas diarias, perdió aproximadamente 10 kilos de peso, lo que no parece ser tan importante, pero ella es una actriz muy pequeña. Ahora imagina, perdió unos 45 kilos durante el rodaje de toda la película.

6. Robert Pattinson

Para el rodaje de The Lighthouse, Pattinson ingirió bebidas embriagantes antes de sus escenas para entrar a un estado de “enloquecimiento” y de esta manera interpretar mejor a su personaje, que era un marinero borracho que lentamente perdía el control de la realidad. Su compromiso con ese personaje fue tan grande que hasta terminó lamiendo charcos de lodo. Además, otra de sus participaciones estelares sucedió en la película Little Ashes, donde interpreta a Salvador Dalí. En esta cinta hubo una escena en la que debería simular masturbarse junto a otro actor, pero decidió hacerlo de verdad porque consideró que fingir no tendría el mismo efecto.

7. Nick Nolte

El actor se aventuró a vivir como vagabundo en las calles de Los Ángeles por cinco semanas con el fin de dar una mejor interpretación en Down and Out in Beverly Hills. Su compromiso con el personaje fue tan grande que durante las filmaciones llegó a comer comida para perro real.

8. Nicolas Cage

Tenía solo 19 años cuando interpretó al sargento Al Columbato, un veterano de guerra desfigurado en la película Birdy. Para ese papel se extrajo las muelas del juicio sin anestesia y pasó día y noche con el rostro vendado durante tres semanas, con el fin de sentir el dolor físico y psicológico del personaje que estaba interpretando.

9. Jodie Foster

Para dar vida a Clarice Starling en The Silence of the Lambs, Foster se unió a la Academia del FBI en Virginia, sometiéndose a rutinas de ejercicio con los cadetes del FBI de Quantico. Además, hacía reuniones y entrevistas a oficiales superiores y expertos en asesinos en serie para aprender mucho más.

10. Johnny Depp

Depp pasó años estudiado cada cosa relacionada con el periodista gonzo Hunter S. Tompson. De hecho, vivió en un sótano durante algún tiempo para dar una mejor interpretación de este personaje en Fear and Loathing in Las Vegas. Además, pasó todo el tiempo posible al lado de este periodista, tanto que adoptó el patrón de sueño y, por alguna extraña razón, se mudó de su sótano al de Thompson, donde se obsesionó con su archivo de escritura.

11. Marlon Brando

Para la película The Men, Brando pasó un mes entero en la cama de un hospital de veteranos para encarnar a un teniente herido de la Segunda Guerra Mundial. Constantemente, este actor es considerado como uno de los precursores de este método, pues él haría todo lo que estuviera a su alcance para dar una mejor interpretación en sus papeles.

12. Forest Whitaker

Aprendió swahili y kakwa para tener una mejor capacidad de improvisación en el set de The Last King of Scotland y no se alimentó de otra cosa que no fuera puré de plátano y frijoles. Además, permaneció en personaje fuera de las filmaciones. Todo este esfuerzo le valió un premio de la Academia como Mejor Actor.

13. Daniel Day Lewis

Day Lewis hizo un esfuerzo adicional para muchos de sus papeles y es considerado como el actor de método definitivo, pues hace lo que sea necesario para interpretar a un personaje, como permanecer en una silla de ruedas durante la filmación de My Left Foot, en la que da vida a un artista con parálisis cerebral. Él permaneció sentado en esa silla de ruedas entre tomas e, incluso, algunos miembros del equipo de filmación lo alimentaban. El actor terminó con dos costillas rotas al finalizar el rodaje.

Además, para su papel en The Last of the Mohicans, Day Lewis vivió un tiempo en el desierto de Carolina del Norte, donde aprendió a despellejar animales, lanzar hachas de guerra, construir canoas y recargar mosquetes mientras corría. También llevaba su rifle a todos lados, hasta a la cena de Navidad, y se abstuvo de usar tecnología durante las filmaciones. Posteriormente, declaró que luchó por deshacerse de ese papel y que incluso llegó a experimentar alucinaciones y claustrofobia.

Los actores de gran talla hacen grandes cosas para brindarnos sus mejores participaciones en la gran pantalla. Sus métodos nos pueden perecer muy radicales, pero nadie mejor que ellos para llevarlos a cabo y sobresalir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *